domingo, marzo 29, 2009

Just smile me before I die

Hay dos verdades universales que aplican a las mujeres: La primera, no sabemos manejar, en serio, no es ir en contra del women power (You go girl!), simplemente no sabemos, no está en nuestros genes, y realmente no es algo que deba causarnos el menor conflicto, al contrario, ustedes hombres deben encontrarlo encantador, aplaudirlo y darnos joyas caras por ser tan adorables.

La otra es que las mujeres son coquetas. Todas. Hasta nuestras madres. "¿Qué es la coquetería? Podría decirse que es un comportamiento que pretende poner en conocimiento de otra persona que un acercamiento sexual es posible, de tal modo que esta posibilidad no aparezca nunca como seguridad. La coquetería es una promesa de coito sin garantía."

Kundera -obviamente, duh- tenía razón. Coquetos todos ustedes, que asco me dan. La última parte es importantísima, nunca como seguridad, porque si así fuera, ¿dónde está el chiste? ¿dónde queda toda la parte del juego, el estira y afloja y el quinto grado de dificultad? Yo lo confieso, soy una coqueta crónica, es más, a veces ni me doy cuenta. Suena mal, pero es una realidad que muchas veces la sonrisita, el oler rico, te facilitan mucho la vida. Tampoco es caer en la exageración, vamos, debe ser manejada de una manera sutil (ok, a veces no tanto, pero eso ya es cosa de cada situación).

La verdad es que también los hombres son unos coquetos incurables. Tengo un amigo, a quien por cierto tengo años sin ver, pero que después de tantos tiempo recuerdo lo encantadora de su sonrisa, es de esos niños que no sólo son guapos, sino que se saben guapos, y tenía una manera de sonreír que metafóricamente te derretías, y literalmente se te caían los calzones. También hay pendejos que rayan en lo sublime, pero conozco por lo menos a uno que podría darme clases, ja. Ya alguna vez había dicho que odio a los hombres encantadores, los detesto y me provocan náuseas. Por favor muéranse.... ya, todos.

Mejor no.

Con la sonrisita puedes conseguir tantas cosas, obviamente es un arma de doble filo, ¿pero para qué jugar si no estás dispuesto a perder de la más asquerosa manera? Las medias tintas no sirven para vivir.

19 comentarios:

Casi un Dios dijo...

el hecho es que nos atraemos entre nosotros, de lo contrario no seriamos coquetos entre la misma raza humana, pues nos parecemos agradables a la vista... ¿o alguna vez le has coqueteado a un arbol?

( I_I ) dijo...

La persona que mejor maneja de las que conozco es mi tía. Mejor que cualquier hombre. Supongo que es la excepción que hace la regla.

Luis dijo...

He dicho hasta el cansansio que las mujeres no saben manejar y encima, cuando se ponen nerviosas, hace mas pendejadas, como pararse y dejar el auto en Drive.

Y yo soy encantador e inmortal.

Mr Voltage dijo...

ajajajaj, eso es lo entretenido del asunto ese masoquismo involuntario, que sabes que te dolera pero alli vas

LaMaga dijo...

No eres inmortal, cualquiera podría matarte a espatulazos.

Cabrón Insensible dijo...

Yo manejo chingonsisisísimo

Cabrón Insensible dijo...

Ah, pero es que soy hombre

moonlight dijo...

Maga:
Me acabas de redimir sin siquiera intentarlo, ;)!!!
Jejeje. Que bonito es ser mujer!

la chida de la historia dijo...

Sí, claro... Yo tampoco sé manejar y mi pretexto es 'ese'... soy vieja y qué!... quizá es que tengo cosas más importantes en que pensar... o no... pero vale madres. ja!

Saludos!

Cache dijo...

Ser mujer y manejar bien es una contradicción hasta biológica :P

"Mujer coqueta tira a puta, y hombre bueno tira a pendejo" - dice la expresión moralina de mediados del siglo pasado.

Saludos!

Lorena Ceballos dijo...

Yo por eso mejor ni he aprendido a manejar. Y de lo segundo, tienes toda la razón y por eso conseguimos a alguien que maneje por nosotras.

°venganza dijo...

Yo tengo amigas que manejan re-bien. Algunas claro, otras manejan que tachan en la indecencia, pero tengo amigos que igual. Así que no sé... quizá es un poco más común en mujeres el no saber manejar, como la coquetería.

Pero tienen razón, por una sonrisita y que huelan bien y la coquetería (bajo la correcta definición de Kundera como: "promesa de coito sin garantía"), los hombres manejarían por ustedes hasta donde quisieran.

La.Angie dijo...

sabiduria sabiduria, coquetear es un ritual solo disfrutalo y ya!.. jojojo

Si esa es tu definicion de coqueteria, dejame por favor anotarlos en mis "citas celebres".. jajajajajja..

La Maga es la Ley!..

Adrix dijo...

"La coquetería es una promesa de coito sin garantía"... adoro esa frase de Kundera

Rosada dijo...

Oh Maga.. te pareces tanto a mi.


clap, clap, clap.

Ly SaMaRiTa dijo...

Sniff eso de que no se nos da la manejada y NADA DE MEDIAS TINTAS ... Pobre Bellioto (mi auto) que se lleva varias recordadasasumadre por los brutos que se topan en mi carril !!!!

Carolina la que se cree un cronopio dijo...

cómo me gusta como escribes.
no tengo nada relevante o novedoso que decirte, pero te quería decir eso.
ah si.. odio manejar. soy terrible. mi novio me odia un poco cada vez que yo manejo. vivir en Tijuana no ayuda mucho, por cierto.

bueno, que estés bien:)

Tavinho dijo...

Pues si... las mujeres no debería manejar... pero bueno.. en eso consiste nuestra amabilidad... en darles chance... y a veces hasta les compramos auto!.. je

Eli M. dijo...

Maga:
Nunca antes había leído algo de tan buen gusto, me quedo con un excelente sabor de letras en los ojos.