miércoles, octubre 01, 2008

You're so satin chic

El otro día, víctima de una terrible ociosidad, me puse a ver las fotos del cuentista, que por cierto anda muy enamorado (no de mi, obviamente), y escribió algo que es básicamente una comparación (ya sabemos que esas son inevitables) entre la actual dueña de sus historias y yo (pero por supuesto que me pongo el saco, faltaba más).

Resulta que al final soy una bruja superficial preocupada por su apariencia y a quien sólo le importa el dinero. Ja.

Y aquí podría decir yo taaaaaaaaaaaaaaaaaaaaantas cosas (empezando por su conveniente amnesia selectiva), pero a estas alturas del partido ¿para qué?

6 comentarios:

Luis dijo...

Lo de bruja superficial narcisista e interesada esta bien, lo indignante es que no hay mencionado tu principal atractivo: lo facilota que eres.

Ya buscate un hombre y no payasos.

Gerson Obrajero/Tlalocman dijo...

Quihubo con el "ardillismo" del cuentista?

Te digo, te convienen mejor las novelas! ;)

Besos mágicos.

Lenna dijo...

Ash me chocan los hombres que hacen comparaciones, que bueno que te libraste de ese lastre... Ñiac! Buscate mejor un novelista, los cuentistas ya pasaron de moda.

Sulafeca dijo...

Marica. Que mujer no es una superficial interesada solo por su apariencia y el dinero.

matkawa dijo...

Sulafeca...Las feas... esas no son ni superficiales ni interesadas...

Mientras esten guapas hagan del mundo lo que quieran...

Gran Fornicador dijo...

Jajaja, a huevo, el Luis tiene la actitud.
En otro orden de ideas, a la verga con los ex. Si uno pudiera llevarse bien con los ex no serían ex.