sábado, mayo 23, 2009

No escuches a tus tobillos cuando te hablen por las noches

Cuando ya te caíste por el precipicio, cuando tus piecitos decidieron recorrer los últimos seis centímetros, y miraste hacia abajo, calculaste la distancia, la velocidad, el peso de tu cuerpo, y el aproximado de los daños; cuando volteaste hacia abajo, y comprobaste una vez más que la primera ocasión que pensaste "Esta no es la más brillante de mis ideas" tenías razón; cuando cerraste los ojos y lo pensaste otra vez, como suicida con revólver, y una vez más estuviste seguro "esto no es una buena idea"... y con todo eso sonreíste al momento de caer, no tiene sentido que trates de agarrarte de alguna piedra saliente, o que vayas pensando en cómo puedes acomodar tu cuerpo para que al impactarte contra el suelo no te hagas tanto daño.

No, no, no. Lo estás haciendo mal.

Cuando ya sonreíste al momento de caer, puedes soltar un par de carcajadas nerviosas durante el trayecto, pero la realidad es que lo único que te queda es sentir el aire entre tu ropa, ver el cielo despejado sobre ti, burlarle de tu eco, y respirar el intoxicante ahorasíyamecargó.

Después de todo, los huesos al final siempre sanan. Siempre.

10 comentarios:

patospunk dijo...

oou

Ingeniero McNinja dijo...

Zaz muy cierto, bien decian los de krankis del suelo no pasas.

- B.tO - dijo...

Probablemente se deba a mi estado alcohólico-emocional, pero este post me ha encantado y conmovido. Es una maravilla que leeré una y otra vez, je.

Gracias.

Ly SaMaRiTa dijo...

Ò escuchalos con Tè de VALERIANA, para viajar mas los sentidos y despertar estas hermosas ideas.

Il Diego dijo...

Tal vez los huesos sanan... el corazón no.

Comandante Punto y coma dijo...

Así me caiga 10 veces, he de levantarme 11.. Esa es la actitud!

Ross dijo...

y cuando caes piensas "bueeeno, lo bailado nadie me lo quita"

es el instinto suicida.... Imaginate que todo el tiempo estamos siendo soldaditos bonitos caminando al raz del mencionado precipicio....

Ann dijo...

y completando loq ue dice Ross, y darle vueltas y vueltas y nomas imaginarnos que se sentira caer una sola vez, nosotros ya sabemos que se siente y hasta le agarras gusto...

Buen Tono 23 dijo...

pues si, ya que más queda después que diste el salto? que disfrutarlo. saludos desde buentono 23

ほし dijo...

a mi tambien me encantó la descripción de la caída...
sin duda alguna.