lunes, noviembre 16, 2009

Para un mal como el tuyo no hay cuerpo que aguante

En mi familia, como en muchas otras, tenemos un talento natural para fingir que nada sucedió. Hace unas semanas mi mamá me interrogó, a mis 27 años, sobre anticonceptivos y seis pruebas de embarazo que se me había olvidado tirar (porque mi madre, como cualquiera que se precie de serlo, ocupa el par de días de la semana que me ve para registrarme con talento que envidiaría cualquier agencia de investigación). Eso me lo dijo un día, le di la vuelta, y no lo ha vuelto a mencionar. Ni lo hará.

Nuestra habilidad genética no es característica familiar, es como naturaleza humana ¿no? Fingir que nada pasó, fingir que no ves. Es como pretender que no le cachaste a tu hijo adolescente la cajetilla de cigarros, o hacerte la tonta cuando se agacha a recoger la servilleta del restaurante y se le cae el anillo del pantalón.

Bien dicen las abues que no hay peor ciego que el que no quiere ver.

Vamos, no preguntes lo que no quieres saber, no busques lo que no quieres encontrar. La ignorancia es una bendición, entre otros cientos de frases ya desgastadas en cuentos morales.

Hasta que quieres, hasta que necesitas con N de Nuncajamás saber. Porque estás agotado, porque digamos que la tranquilidad mental nunca ha sido gratuita, y muchas veces trae como impuesto que te tiene que doler. Y es que si no lo preguntas es porque sabes que no te va a agradar la respuesta (obviamente).

En muchas ocasiones es hasta que te picas los ojos al punto del desangramiento existencial que tomas aire, y lo preguntas, y te contestan. Lo malo de las respuestas, es que generalmente conllevan necesarias acciones. Lo bueno, es que son digamos... definitivas. Porque si te lo están diciendo, ya necesitarías arrancarte parte del cerebro para poder seguir haciéndote la loca.

Soy de las que prefieren saber, siempre es mejor, terminar de clavarte la estaca enmedio de la frente, y es que esa sí, aunque no la veas, la tienes que sentir.

10 comentarios:

Nigger dijo...

pura filosofía familiar... ¿cuando te veremos otra vez en twitter?

Beau. dijo...

A mucha gente si le gusta vivir así, yo en particular a veces me hago pendeja por que se que aunque diga tal o cual las cosas seguirán igual y que no tiene caso agarrarme a moquetes con mis hermanos por algo que no van a cambiar, mucho menos con esa mujer que llamo mamá... a ella si no hay quien le gane a no ver jajajajaja... y lo peor, ¿o debería decir mejor? es que así le gusta vivir... es como su estilo de vida jajajajaja... ahora si como tus dichos: "Estan viendo y no ven"... tan tan!!!... besos!!!

Pinkrobot dijo...

el que no se haya hecho pendejo alguna vez, que lanze la primera piedra... tienes mucha razón maga, lo peor es cuando finalmente te decides a preguntar por lo claro y se rehusan a contestarte o también se hacen weyes y te dan respuestas ambiguas y vagas

(6 pruebas, damn! negativas espero)

Ella es así dijo...

Con las 6 pruebas quiero pensar que conservas stock por lo buen amiga que eres... verdad? x)yo lo haría, pero aparentemente soy la única de mis amigas que es mal portada U.U

Any dijo...

La_Maga:

Realmente te extrañamos muchísimo, pero que bueno q' ya estás de vuelta.

Besitos

Isabel dijo...

¿6 pruebas de embarazo? Chale.

N. dijo...

Y luego te enfrentas a una situación en la cual no puedes evitar abrir los ojos y ver...

PurpleK dijo...

Espero que las pruebas hayan sido a destiempos, porque hacerse 6 en un mismo tiempo sólo puede significar una cosa...
ya tenía olvidado tu blog, pensé que lo habías abandonado for ever...

---+*-*-MoNiCa-*-*+--- dijo...

BUENISIMO! FANTASTICO ME ENCANTO LO QUE ACABO DE LEER!

Karkarkarrr dijo...

Hola, me gustó mucho este post, me he hecho tonta tantas veces, pero yo también soy de las que prefieren saber la verdad... Concuerdo con Pinkrobot, en eso de cuando por fin te decides a la verdad y el(la) otro 'se rehusan a contestarte o también se hacen weyes y te dan respuestas ambiguas y vagas'...

Saludos, me gustó tu blog.