jueves, noviembre 22, 2012

De esas veces que sin querer te encuentras algo...

... y tienes que evitar pensar que es un mensaje para ti.

Porque cuando quieres encontrar señales, las ves por todos lados, todo el tiempo.  Interpretas todo, como si cualquier cosa tuviera un teextrañotepiensonosrecuerdo.

Me acordé de ti con tal cosa, con tal otra...

Cuando quieres aferrate a algo, las señales las encuentras hasta en las calles por las que pasas, en el café, en las putas llaves.

Encuentros incómodos con tus fotos: topármelas de frente y pretender que no las vi.

4 comentarios:

Sariz dijo...

Maguita, me robé su post. Me siento demasiado identificada con su situación.

Aretussa Margaritti dijo...

acabo de leer el post me encanta como escribes
pasate por el mio si quieres
sagalapuertamagica.blogspot.com

Eliana Martínez. dijo...

querida, en mi blog hay un titulo que dice: De los conteos certeros. Me gusta leerte, y me gustaría que leyeras, ese en particular porque leer angustias mientras estas angustiada extrañamente te libera (o al menos a mí) un abrazo.

LuMmo dijo...

Entrañable Maga:

Entro aquí por vez primera en algunos años, y encuentro estas líneas pitonisas (y a mi muy adorada Eliana, pero esa es otra historia).

Leía el blog propio, sus comentarios y links y todo, y recordé las buenas sonrisas que "Para las brujas..." me regalaba.

A algún lustro de distancia, creo que ya es tiempo de hacer una sentida confesión: la del crushito que tu halo de femme fatale en entrenamiento despertaba en mí (y que, seguramente compartía con tooooodoooos los güeyes que entraban acá).

Hecha la confesión terrible y con el corazón desnudo (¡pfff!), me motiva más la nostalgia y las ganas de mandarte un cariño, una sonrisita tímida y un abrazote porque me has hecho sonreír de nuevo.

(Me vale madre si no soy el cuate al que está dirigido el texto, esa es MI señal, MI mensaje y mis putas llaves)

- Fernando. O Lufemol. (O LuMmo, como creo que me conociste tú)