domingo, diciembre 14, 2008

Mis años antro se están acabando

Fin de semana de tres días: estoy exhausta. Me duele absolutamente todo mi cuerpecito.

El jueves fui a lo que un amigo se refirió como "Ah si, la fiesta esa rara a la que fuimos". No encuentro mejor definición. El viernes posada, aparentemente inofensiva, encuentro con el hombre atormentado que fue interrumpido por una amiga que se lo quiere tirar (que aquí entre ustedes y yo se tira a cualquiera que se deje).

Nos salimos con el pretexto de fumarnos un cigarro, yo estaba muy divertida diciéndole que me hubiera prestado el gorrito que traía puesto para ponérselo a la piñata (como motivación, obviamente). Me encanta poner a los hombres en situaciones incómodas, era gran parte del encanto de mi relación con él, ponerlo en esa situación. Mi pronóstico era que iba a pasar lo mismo que con el solecito y me iba a terminar odiando, como si verme fuera presenciar el desfile de sus propias debilidades en tacones de agujita.

Ah si, no me pregunten cómo pero terminé en la cama de mi amigo. Nada más dormimos, lo juro, aunque como bien diría él, ¿quién va a creernos eso? En realidad, lo extraño fue el sentimiento de comodidad por la mañana. Estaba recargada en la cabecera de su cama, sentadita y con las piernas recogidas, recortando a todos nuestros conocidos. Me había prestado una playera cortita, y me dijo que tenía bonitas piernas, nos tapamos porque hacía mucho frío, tardamos dos horas en decidirnos a salir de la cama, y me presto su cepillo de dientes (ni siquiera llevaba mi bolsa, ja) porque soy de esas personas que lo primero que tienen que hacer en la mañana es lavarse la boca. Todos tenemos manías, no me juzguen (además las mías son encantadoras).

Ayer no tenía la menor intención de salir, estaba tirada en mi cama viendo una peli cursilona (y repetida, ja) , con el pelo hecho un asco (tipo explosión de boiler) y que me hablan para ir al antro, y que me resisto muchísimo... por 2 minutos, ja. No sé ni cómo llegué a mi casa.

Necesito aprovechar los años antro que me quedan.

Estoy tan cansada, snif.

9 comentarios:

Luisinho dijo...

Cada quien sus manias, eso si
Chale llegue aqui por el recolectivo, tu blo esta chido, seguire leyendo haber que mas cosas encuentro.

Los años antro, duran mucho!!! todavia tienes tiempo

From the brain of Alfrek dijo...

Maguita por favor cuidate que se te van a arrugar las patitas prematuramente, saludos!

Pandora! dijo...

es deprimente saber que los años antro tienen caducidad, por eso hay que aprovecharlos como se debe.

Eso de dormir con tu amigo, mmm ya lo volviste totalmente inofensivo.

(Just) Danito dijo...

Carajo, el sabado me paso igual, no pensaba salir y ya estaba casi metido en mi cama. De repente salio reven y...

Tuve que mantenerme pedo hasta el domingo por la tarde para evitar la cruda.

Yo Pretencioso. dijo...

dormir con alguien y sólo dormir. resistirse al antro. demonios me suena demasiado familiar. Qué pasa con el mundo, jaj.

chingón tu blog y post en recolectivo.

Saludos!

ほし dijo...

mis años antro se estan acabando tambien.. which really sucks...
disfrutalos bien...

questiongirl dijo...

considera no más que en los treintas se pagan los veintes...
a veces hay 10 años sin intereses pero esos por lo general son para los treintañeros llegando a los 40'z

¡salud!

Minerva o Atenea dijo...

El día que se terminen los años para ir al antro... faltan un chingo, a eso de los 50 puedes ir pensando en dejar de hacerlo. Antes, ni madres.

Indigente Iletrado dijo...

No he estado en un antro.

Pero ya solo aguanto un par de días bebiendo. Supongo es parecido.