martes, enero 11, 2005

No, no, no

He decidido no leer "El Código DaVinci", así como no leí "el Alquimista" ni los libros d' Harry Potter.

Simplemente m' rehuso.

Llamémosle cuestión d' principios.

2 comentarios:

Vicos dijo...

Yo tampoco pienso leerlos.
Sólo hay un problema: me gustaría tener algo que decir cuando los demás estén platicando las aventuras de Robert Langdon o sobre las piedras Urim y Tumim (UPS)

¿Cuestión de principios?
Cuestión de principios.
Me gusta la frase. Es elegante y difícil de objetar.
Con tu permiso, me la voy a robar.

CIAO

LaMaga dijo...

Me haz sacado una risa d' esas vdderamente genuinas, gracias. Por mi puede usted robarse todo lo q' guste.

No había yo considerado l' cuestión d' l' no-participación en los temas, aunq' supongo q' siempre podrá uno hacer referencias al "Ensayo sobre l' Lucidez" d' Saramago, y a los Cronopios y los Famas,y así los desorientados serán otros, casi con seguridad. D' cualquier modo, no podemos flaquear, e incluso debemos comenzar a reunir gente q' s'una a l' causa, volvemos a eso d' los principios, q' x algo s' llaman así y no s' pueden abandonar, y eso sin haber mencionado q' no hay nada extraordinario en ser ordinario.

Cuídate Víctor, ta ta.