jueves, junio 14, 2007

Y me subo a tu cintura pero es tan temprano (8)

El sábado antepasado estaba yo muy concentrada en su peso, en la falta de aire que me produce su mano en el cuello, y ¡zaz! que me acuerdo... y entonces me fui lejos lejos y ya no me acordé de volver hasta no sé cuándo pero ya era tarde y él ya se había ido.


Consecuencias de que a veces me creo mi falta de conciencia.

4 comentarios:

Indigente Iletrado dijo...

Mano en el cuello.

Ñam. Gusta.

El Homo Rodans dijo...

usté si que tiene los ovarios bien puestos, mire nomás que dejar que le corten la respiración, si yo no´mas con tantito que me apachurren el abdomen me ando asfixiando, pensándolo bien habrá que bajarle al tabaco.

ha de ser sabroso perderse así como usté.

saludos perdidos.

Gadósfero dijo...

sadomasoquismo... mmmmm

Javiercito dijo...

Suena un poco despistada la muchacha