domingo, noviembre 02, 2008

Drunk call

Ayer me marcó el ex como a la una de la manaña.

Estaba increíblemente borracho... rarísimo, yo sé.

Supongo que primero me marcó al radio, y como ya no lo tiene porque lo cambié, se le hizo de lo más lógico marcar a mi casa. Como ya sabemos, las fuerzas superiores me odian y justo tenía una cenita y a mi ahora ex novio (¿qué a qué hora tuve novio? pssss así me las gasto, pero ya no tengo así que equis) en la sala.

Se puso a cantarme te vaaas porque yo quieeero que te vaaayas (y yo pensando que había sido porque nos agarrábamos de la greña todos los días). Lo escuché tantito, me marcó de su casa, así que me despreocupé y lo mandé a dormir.

Una vez mi mejor amiga me agarró a patadas (con todo y tacón teibolero) porque no le quise devolver su cel. la muy bitch. Con la claridad que sólo la cruda puede darte, reconoció que me debía una.

Por eso cedo todos los derechos sobre mi teléfono cuando ya alcanzo cierto estado de interdicción.

5 comentarios:

Marco Antonio dijo...

Deberían inventar un teléfono con alcoholimetro incluído y que se bloqueara cuando estuvieras bien pedo. ¿Donde leí eso?.

Lorena Ceballos dijo...

Me caga cuando pasa eso...

hahaha

muy buena tu historia... ahora cuenta como es que tienes ex-novio

cudik dijo...

en estos momentos yo bien podria ser uno de esos...y el cel aki esta al ladito...

pero no se q pasaria q madurè y he dejado de entrarle al alcohol lo suficiente para evitarme esas escenitas...

en fin..siempre sera un clasico
mientras exista el alcohol y los telefonos...

Indigente Iletrado dijo...

Rola tu número.

Me embriago constantemente. Seguro en una de esas me animo para hablarte.

No canto mal las rancheras.

Flavio dijo...

una pequeña niña bonita, muy vestida de rosa y paleta de colores en la mano, ojitos brillantes y olor a colonia de mujercitas en el pelo, se acerca y me dice: estoy rabiosa, espera que crezca.
esa es la única imagen que tengo de tí. un beso nena.