martes, noviembre 01, 2005

Reminiscencias

Últimamente se respira demasiado optimismo en este blog, y eso sinceramente me deprime, me descompone y me enferma jajajaja volvamos un poco a lo críptico, que eso sí es lo mío, y es que ni siquiera tengo verdaderas razones para andar tan de buenas, esto de la abstinencia de alcohol y tabaco está causando serios estragos a mi organismo (aunque por otro lado ya no amanezco tosiendo cual enfisémica a punto de expulsar un pulmón, el cual saldrá negro negro como la noche cuando es negra), y para muestra el post anterior, aunque bueno, simple siempre he sido, hasta con agua me pongo simple, en fin.
Es curioso como puedes dormir con alguien y no sentir nada, y por nada me refiero a no pensar en él después, a que de alguna manera misteriosa ni siquiera su olor permanezca contigo. Es curioso como puedes dormir con alguien, tenerlo adentro tuyo y no sentir nada. Sin hablarse, sin besarse en la boca, porque así debe ser, como mera terapia, simplemente para dejar de pensar. Porque en la cama se ve lo mejor o lo peor de cada persona. A veces te sorprendes. Vestirse rápidamente, y que poco entiendan tu indiferencia por su existencia, y que le frustre porque no entiende que no lo quieras aunque el mismo no te quiera, y que lo que sientas no es que lo sientas, sino que sientes no sentir. Es más curioso cuando después de mucho tiempo escuchas su nombre y sientes un espasmo en la conciencia, como si te importara, aunque sabes que no.

5 comentarios:

theMKöpkeBlog dijo...

Muy crudo pero suele pasar, respecto a tu pregunta de he- man yo también me la hice alguna vez y me causó igual de gracia, lo cvual se puede ver como uan experiencia muy muy bizarra

Hlecuanda dijo...

Es rico. El sentir igual enriquece la experiencia pero el sexo casual tiene sus propias satisfacciones. Entre otras; liberarte de las responsabilidades emocionales que emplica el sepso sentido

Bogato dijo...

He sentido, Maga, ese mismo terror que se siente al no sentir. He estado dentro de cuerpos que han sido como aburridos abrazos de silencio y vacio. En fin, acaso sólo sea el hastío de cuerpos que sentimos cuando se nos ha perdido el cuerpo amado.

Ewok dijo...

Lo peor es que a veces somos adictos a la soledad y cuando nos abrimos queremos volver a meternos en nuestra burbuja. El sexo es una solución a ciertos problemas solo si tienes la cabeza serena, pero algunas personas se lo toman demasiado en serio. No vale la pena sufrir por un placer tan vacío

LaMaga dijo...

Vdd. q' sí es bizarro themköpkeblog? no no no, toda l' noche mi cabeza dando vueltas y vueltas, ya luego m' empecé a acordar d' She-Ra y el Castillo de Cristal, y me pregunto si habrán sido tan machistas d' nada más mandar a He-man al Master...

Anyhow, la vdd. es q' yo no m' intentaba referir tanto al sexo casual (cuyo poder terapéutico, dicho sea d' paso, en mi consideración está subestimado), sino como decía Bogato (q' yo no lo pude haber dicho mejor) al "hastío de cuerpos que sentimos cuando se nos ha perdido el cuerpo amado" aaaaaaaahhhhhhhh hasta m' acordé d' algo jajaja