miércoles, julio 26, 2006

Crónicas médicas

Tomaba cafecito con la señorita Adrix, y entre que son peras o son manzanas empezamos a hablar de eso que nos pasa a todas las mujeres, y que si es mejor ginecólogo o ginecóloga. Ella va con ginecólogo, yo le alegaba que era mejor ir con ginecóloga porque qué tal que te toca uno guapo y una luego no puede disimular la emoción, porque ellos serán profesionales, una es humana señores, débil a las tentaciones, vulnerable ante las manos frías y fuertes de esos hombres tan serios y limpios... ajem. Además, comparto doctora con varias de mis amigas, así que prácticamente podemos organizar fiestas del té en la recepción.

Anyhow, le platicaba a Adrix una de mis experiencias vergonzosas, y ella me platicaba una, así que quedamos que si ella platicaba la suya, yo platicaba la mía.

Este tipo de visitas médicas comienzan desde que te arreglas más que virgen en noche de bodas, porque qué horror y qué verguenza no presentarte... pues... presentable ¿no? Hay que ir depiladísima, limpísima, perfumadísima, lo usual pero más todavía, porque por mucho que el sadista en turno guste de meterte la lengua jamás llegará tan profundo como el espejito ese que te introducen, y que tu lo ves y piensas "ay, cosas más grandes me he metido, pfffft", ¡y madres! La cosa esa como que se abre o yo qué sé, el caso es que es como tener una sombrilla miniatura ahí adentro, ñam.

Pasa por favor al baño, se quita toda su ropa y se pone la batita que está ahí. Pinches batitas hechas de magitel. Ya desde mi primera visita aprendí eso de que es mejor ir con ganas de hacer pis (sic) para que sea más fácil cuando te hacen el ultrasonido. Les digo que hay que ir muy depilada, yo moriría de pena si se quedará un pelilllo atorado en el gel ese que te ponen (que por cierto está frío, brrr). Todo en orden, bla bla bla, mira aquí se ven tus ovarios, y los une como manejando a la tortuga esa de las clases de computación en el kinder.

Siempre he pensado que los divanes/sillones/camas/whatever de ginecólogo tienen algo de kinky. "Siéntate, pon un pie aquí y el otro aquí por favor", diálogo de mis fantasías, sólo que sin el "por favor".

En en este punto que te introducen el espejito mencionado en supralíneas. Para esto, hay una pantalla al lado, donde puedes ver tu vagina en vivo y a todo color, amplificada unas 10 veces, mientras la doctora te va explicando qué onda con todo.

yara yara yara

"Mira, tu cuello se ve muy bien..."
"Fíjese Dra. que he sentido un poco raro uno de mis labios, como si estuviera hinchado"
"Ajam... un poco sí, justo aquí"
"¿Dónde?"
"Al lado de tu lunar"
"¿Cuál lunar?"
"El que tienes en tu labio izquierdo"

Afino la vista y ahí estaba. Resulta que tengo un lunar del que ninguno de mis amantes se ha percatado. Tanta inversión de tiempo de dos o tres personas para que se les pasen detallitos tan fundamentales.

Aunque bueno, ellos no tienen un pantallita amplificadora de vaginas.

16 comentarios:

Jorge dijo...

O SEA, que si hubiera sido un éxito esa idea que algún día tuve de ser ginecologo??? agh!

ka! dijo...

Pasaremos esta vez por alto el hecho de que un servidor sea hemofóbico....pero digamos q hubiese sido doctor...

No, gineco no..mis manos son enormes y muy gordas...la neta, son buenas para "esas zonas"..pero no para uso terapeutico...creo q no..

Saludos.

lord cнerno вιll dijo...

Já... lo de los lunares xD
Resulta que tengo amigas (y/o exnovias) que tampoco sabian que tenian lunares ahi... hasta que se los hice notar xD

Adrix dijo...

Yo, Adrix in Pink, prometo no volver a leer un post de la Maga en la oficina... es horrible tener que aguantarte la risa mientras los demás te contemplan con cara de WTF. Muy bien srita. Maga, me hizo reir bastante (otra vez) sobre todo con la sombrilla miniatura y el lunar secreto. Ya se necesita otra reunión para más pláticas vaginales.

Saludos!

Adrix

ElMozambique dijo...

y espera que te embaraces, los ecos son muy distintos

N° 8 dijo...

Que fuerte!!!, por un momento solo por uno muy pequeño..me pregunte ¿donde quedo la historia de Adrix?

Pero despues de leer del lunar, de la sombrillita, de las manos frias y la bata magitel..se me olvido

carmen cuervo dijo...

hola maga :).. siempre me haces reir jajajaja
:P

saludos amiga

Baldemar dijo...

verwenza por poner labios o porque?

;)

Geisha dijo...

No quiero ni pensar que voy hacer si algún día caigo en manos de Mal bicho, el dotorcito de mujercitas.
¡Jo, jo, jo!

Alejandra dijo...

Gustos son gustos, decía una vieja y se comia los mocos jajaja
A todo ésto... lo de ir con ganas de hacer pis, es relativo, me ha tocado esperar mucho y no es divertido...
Gineco hombre o mujer... mmmm... mujer a mi gusto, perooo que se yo...
besos che

Davidevil dijo...

ufff maga... me encantaria conocer ese lunar and maybe tal vez te encuentre otro...

arboltsef dijo...

En mercado libre venderán amplificadores de vaginas?

Storm Shadow dijo...

PG13 jejejejeje, eso es ser explícito. Lo bueno de estos posts es que ya puedo pretender ser un conocedor nato "comprensivo" cuando escuche pláticas ajenas y citar algo así:

(en tono natural demostrando derroche de conocimiento)
"Y cuentame prima, ¿como te fué cuando el doctor te dijo que te..."

¡Saludos Maga!

el quinto jinete dijo...

¿Así pasará con los urólogos? Nunca he ido, pero no me suena... ¿Uróloga o urólogo? Es que una uróloga, ¿qué pitos toca? (Sí, Derbez)

¿No le digo que somos unos escuincles? Yo también me acuerdo de esa tortuguita, aunque yo fui en la escuela, ud sabe, el tercer mundo.

Darklady dijo...

Que frase tan bella yo me tengo que conformar con "abrase de piernas y coloque un pie en cada estribo" (si,estribo....realmente te hace sentir una mujer bien cuidada y no una yegua infecta)

Buenas a todos

pedazodecaos dijo...

no hay mujer que no tenga historias ginécológicas que contar... y la mayoría para partirse el pecho a reir...