jueves, diciembre 29, 2005

Equilibrio

Muchas veces hago las cosas por provocarte una reacción, como los niños voy calando mis límites, voy viendo con qué cosita saltas, con cuál te encabronas, con cuál me premias. Incluso voy probando los momentos precisos, a mitad de la cena, a mitad del camino, no a la mitad del orgasmo (ante todo los modales, seré una puta, pero una puta educada).

A veces pienso que lo único que quiero es que quieras, que me abras las puertas y tomes mi mano, y de repente te veo, y te digo todo aquello que yo sé que jala el gatillo, y en un instante te transformas, y me vejas, me obligas, me avientas contra la pared, y lloro, no sé si de felicidad o de impotencia, no sé si de que no me entiendo o de que de verdad lo hago.

Ni cuenta te das. A lo mejor piensas que hemos logrado el perfecto equilibrio entre el masoquismo y el sadismo. Pobrecito de ti amor, que ni cuenta te das. Pobrecita de mi amor, que me aprovecho de ello. No es que realmente disfrute ver tu vena saltada, o tus nudillos rojos, o que crea esas estupideces de que lo mejor de las peleas es la reconciliación.

No amor.

Lo que realmente disfruto es mover tus hilitos, y que no te des por enterado; dejarte pensar que los moretones me duelen a mi porque los cargo en la espalda (en realidad te duelen a ti desde antes de hacerlos y hasta después de borrados); dejarte pensar que el control es tuyo porque ni las manos meto, porque te crees mis "honestos" errores, porque no nos perdonas (aquí sí estamos jodidos los dos, te confieso que saborear tu culpa es un placer culpable).

Sé exactamente lo qué hago, lo que digo, cómo, cuándo, dónde y porqué. Algunas mañanas me doy tanto asco, y tú me das tanta lástima (y si me lo preguntas, eso último es peor), pero se me olvida cuando con una palabra logro que te odies por odiarme, que te des de topes porque eres igual de desgraciado que todos (teniendo a tu lado a una tan igual a las otras como yo). Un día de estos te pediré perdón.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

excelente
campos

Gadosfero dijo...

hay veces que deseo provar el sexo masoquista, pero ps nomás no.

Chale, tendré que conseguir a alguien como... la del escrito.

Saludos y feliz año.

Manuel Dávila Galindo Olivares dijo...

Ser espontaneamente hijo de puta

LaMaga dijo...

Gracias gracias...

Yo sé que no suena romántico, pero lo es.

el quinto jinete dijo...

Podés pegarte esto en la frente y andar por la calle y aún así te saldrían pretendientes, ja, ja; hay gente que gustan de que los traten mal.

Al menos es lo que me han contado.

jessica_luna_púrpura dijo...

hola maguita....andaba por el blog de gade y lei que tienes un amigo que rescata animales..... que asociacion es la suya? se pueden hacer donaciones??? como puedo ayudar?
yo amo a los animales y estoy mas que dispuesta a unirme a la causa.
recibe un fuerte abrazo y feliz año nuevo!!! ;)

LaMaga dijo...

Sí, si a mi también me han contado jajaja

Qué tal Jessica? Mira, la asociación no es de mi amigo, él es miembro activo nada más, de hecho acabo de ir a un concierto a favor de la misma. Voy a buscar tu correo en tu blog y te mando todos los datos va? Si no está en tu blog, mándamelo a mi mail okis?

Todo sea por los perritos!!!!

Abrazos navideños y añonoveros!